Trasplantes (prueba de histocompatibilidad)

Un trasplante es un procedimiento quirúrgico que consiste en sustituir un órgano o tejido enfermo por otro que funcione adecuadamente. Sin embargo, para que sea exitoso debe existir una alta compatibilidad entre el donante y el receptor de antígenos leucocitarios humanos (HLA, human leukocyte antigen), los cuales responsables de reconocer lo propio de lo extraño.

En nuestra prueba, se identifican genes HLA, tanto del donador como del receptor, a partir del ADN de una muestra de sangre. Dicha muestra, será analizada con secuenciación de nueva generación para determinar la compatibilidad en un trasplante de un órgano tejido; mayor compatibilidad, más probabilidades habrá de que el trasplante sea exitoso.

La prueba de histocompatibilidad la solicitará el equipo médico involucrado en trasplantes, para conocer la probabilidad de que el potencial donador sea compatible con el receptor, lo que minimiza las posibilidades de rechazo del órgano o tejido trasplantado.

La prueba de histocompatibilidad se realiza para evaluar el riesgo inmunológico del receptor que será sometido al trasplante. Su médico tratante recomendará realizarlas para determinar el grado de compatibilidad entre receptor y donador para el trasplante, de esta manera, mejorar la supervivencia del trasplante y minimizar posibles reacciones inmunológicas.

En un estudio de HLA se comparan los genes y/o antígenos del receptor con los de los potenciales donantes y nos indican que tan compatibles son; a mayor cantidad de antígenos compatibles, más probabilidades habrá de que el trasplante se exitoso. Si el receptor no presenta anticuerpos HLA frente a los antígenos del donante, indica una mayor probabilidad de rechazo.

Contactar al LDG para conocer indicación y requisitos.
  • 5 días hábiles a partir de recibir la muestra en las condiciones mencionadas anteriormente.

Quimerismo

Posterior al trasplante alogénico de progenitores hematopoyéticos es pertinente realizar al paciente un estudio de Quimerismo, el cual permite hacer un seguimiento de procedimiento y evaluar el riesgo de recaída de un paciente trasplantado.

A partir de muestras de ADN del donante y receptor, se realiza un análisis de secuencias denominadas repetidos cortos en tándem o STRs. Las cuales muestran un alto grado de polimorfismo entre individuos, lo cual permite distinguir con certeza las células del donador y del receptor y saber sí puede haber un fallo secundario del trasplante.

A médicos Oncólogos Pediatras, así como a Hematólogos Pediatras relacionados con este tipo de procedimientos, quienes le dan seguimiento al paciente que pueda ayudarles a anticiparse a eventos adversos derivados del trasplante.

Este estudio se realiza mediante la evaluación del perfil de ADN de dos individuos, los cuales aun siendo compatibles presentan una estructura genética particular e irrepetible. Por lo que, es posible distinguir el perfil de ADN de las células del donador y del receptor, el cual es un parámetro que puede indicarnos posibles eventos adversos asociados al trasplante, como puede ser el rechazo del mismo o una recaída del paciente trasplantado.

La principal ventaja de este tipo de reporte es su gran sensibilidad, puesto que permite detectar pequeñas poblaciones de células del donante o del receptor. Con esta técnica, es posible realizar un estudio cinético del comportamiento del injerto, e incluso encontrar evidencias de un injerto establecido antes que las evidencias morfológicas aparezcan.

Contactar al LDG para requisitos para la misma.
  • 5 días hábiles a partir de recibir la muestra en las condiciones mencionadas anteriormente.